jueves, 21 de agosto de 2008

Mandala



Yo no me rindo:
quiero vivir cada día en
guerra, como si fuera el último.

Mi corazón batalla contra el mar.


Jorge Gaitán Durán
Poeta colombiano
video

martes, 19 de agosto de 2008

La Instalación Foranea

La instalación foránea a la que se refiere Don Juan es un extraño concepto que la psiquiatría clasificaría de paranoico (se refiere al delirio de que se está siendo observado, seguido, espiado y perseguido por enemigos ocultos). Don Juan, a través de Carlos Castaneda, continúa su relato e introduce el tema de unos depredadores a los que llama voladores que son seres inorgánicos y que han tomado posesión de los seres humanos:

"....hay una explicación, y es la explicación más simple del mundo, tomaron posesión porque para ellos somos comida, y nos exprimen sin compasión porque somos su sustento. Nos crían. Por lo tanto siempre tienen comida a su alcance. Esto también explicaría las contradicciones del ser humano tanto en su conducta como en su comportamiento. Los predadores nos han dado nuestros sistemas de creencias, nuestras ideas acerca del bien y del mal, nuestras costumbres sociales. Ellos son los que establecieron nuestras esperanzas nuestras expectativas, nuestros sueños de triunfo y fracaso. Nos otorgaron la codicia, la mezquindad y la cobardía. Es el predador el que nos hace complacientes, rutinarios y ego maniáticos..."

...pero, ¿ de qué manera pueden hacer esto ?...¿ susurran todo esto en nuestros oídos mientras dormimos ?

...No, son infinitamente más eficaces y organizados que eso. Para mantenernos obedientes y dóciles y débiles, los predadores se involucraron en una maniobra estupenda, ( estupenda, por supuesto, desde el punto de vista de un estratega). Una maniobra horrible desde el punto de vista de quien la sufre: ¡ Nos dieron su mente! Que a la larga se vuelve nuestra mente..."

Lo que afirma Don Juan es precisamente que "nuestra mente" no es "nuestra mente" y un psiquiatra calificaría inmediatamente esto como un delirio paranoico. Es lo mismo que reafirma Don Juan:

"... La mente del volador te dirá que lo que don Juan Matus te está diciendo es puro disparate, y luego la misma mente estará de acuerdo con su propia proposición. "Sí, por supuesto, es un disparate", dirás. Así nos vencen."

Pero siempre las cosas tiene dos caras y se pueden ver mínimo desde dos puntos de vista diferentes. Y aquí quedamos atrapados en un dilema o en una paradoja o en una contradicción o en un doble vinculo. Por que siempre existe la posibilidad de que el loco no sea Don Juan sino los otros... y por supuesto el volador depredador es... ¿los sistemas de creencias?. Al fin y al cabo Don Juan no era sino un indio que ni siquiera tenía zapatos y... ¿Quien puede creerle a alguien así?

Un interesante grabado de Goya

lunes, 18 de agosto de 2008

¿Qué cosa se apodera de mí para comportarme de tal manera?

La Locura es algo que tiene que ver con "lo mental". Así que la pregunta por la locura está relacionada con la pregunta por la mente. Concepto que todavía no está bien definido. Todos creemos que sabemos como funciona nuestra mente y ese es, tal vez, el primer error.
Para empezar a encontrar alguna luz en medio de esta gran oscuridad, podemos hacernos unas preguntas que nos ayuden a aclarar nuestra mente:
¿Es nuestra, "nuestra" mente?
¿Es correcto decir: "tengo una idea" o es más correcto decir: "una idea me tiene a mí?

Hace algún tiempo se pensaba que la locura era producida por una especie de entidad no visible (espíritu)que poseía al individuo. La idea de que una fuerza externa tenía el poder de influir sobre el comportamiento de una persona y poseer su voluntad, fue descartada por la ciencia moderna, buscando las causas de la locura en factores orgánicos o físico químicos.

Don Quijote rodeado por ...¿espíritus?

Las dos mentes:
Pero existen pensamientos herejes que afirman que "nuestra mente" no es realmente nuestra. Este es un fragmento de una conversación en el libro de Carlos Castaneda: "El Lado Activo del Infinito":

"... Eso, el conflicto o lo que fuera, era el resultado de la batalla entre mis dos mentes. Cada uno de nosotros, como seres humanos, tenemos dos mentes. Una es totalmente nuestra, y es como una voz débil que siempre nos trae orden, propósito, sencillez. La otra mente es la instalación foránea. Nos trae conflicto, dudas, desesperanza, autoafirmación..."

Y continúa:

"... Una es nuestra mente verdadera, el producto de las experiencias de nuestra vida, la que raras veces habla porque ha sido vencida y sometida a la oscuridad. La otra, la mente que usamos a diario para todo lo que hacemos, es la instalación foránea.

Creo que el quid del asunto es que el concepto de que la mente es una instalación foránea es tan raro que mi mente se rehúsa a tomarlo en serio dije, sintiendo que había descubierto algo nuevo..."


Creo que sería interesante reflexionar sobre lo que se llama: "La instalación foránea", una clave para saber si lo que pasa por nuestra mente es realmente nuestro.